Cómo limpiar la campana extractora de tu cocina
07 Dic

Cómo limpiar la campana extractora de tu cocina

Uno de los elementos más útiles de la cocina es la campana extractora, pues te permite mantenerla libre de humo y los olores que pueden incomodar a otras personas en tu casa. Sin embargo, también es una zona donde queda almacenada bastante grasa en su interior, por lo que te conviene tomar nota de estos consejos para hacer el aseo apropiadamente.

Cómo quitar la grasa de la campana extractora

En la parte exterior no tendrás mayor inconveniente, pues basta con basar un trapo húmero con jabón (o desengrasante, si es el caso) y eso es todo. No obstante, es recomendable evitar el uso de esponjillas o estropajos sobre el acero inoxidable, pues este podría perder su brillo.

Ahora bien, el interior de la campana extractora puede requerir algo más de trabajo, dependiendo del uso que le des y la cantidad de tiempo que lleve sin que la hayas aseado.

En el peor de los escenarios, lo primero que deberás hacer es poner a hervir una olla con 2 litros de agua y el zumo de 3-5 limones. La idea es que el vapor ayude a eliminar la primera capa de grasa, que suele ser la más complicada. Mantén la campana encendida durante 15 minutos mientras este zumo está hirviendo.

Luego de esto, apaga la campana, desenchúfala y quita el filtro. A continuación, pasa un papel de cocina para retirar una segunda capa de grasa.

El tercer paso consiste en el uso de un desengrasante, aunque puedes mezclar agua y amoníaco. En cualquiera de los dos casos, utiliza guantes de látex para proteger tus manos, pues son agentes químicos muy fuertes. Para asear la rejilla la puedes dejar en agua y jabón (o desengrasante) durante un par de horas.

Si quieres conocer más acerca de las campanas extractoras con la mejor calidad, te invitamos a que visites nuestro catálogo. Tenemos una gran variedad de diseños, marcas y muchos otros equipos de alta gama para tu hogar y cocina.

Sin comentarios

Enviar un comentario